Hidratación Vaginal

Para mantener una adecuada salud genital, no solo se recomienda la higiene de la zona con un gel adecuado al pH vaginal, sino que además resulta fundamental mantener la zona adecuadamente hidratada para evitar la sequedad y el malestar provocado por la atrofia.

En Farmagranada contamos con una gran cantidad de hidratantes vaginales para usar tanto de manera puntual como a largo plazo. Si notas picor tanto vaginal como en los genitales externos, sufres infecciones vaginales recurrentes o necesitas mejorar la lubricación durante tus relaciones sexuales, estos son tus productos.

Mostrando 1-24 de 50 artículo(s)

Resuelve tus dudas

¿Cuándo debo usar un hidrante vaginal?

En la fase de menopausia, se produce una disminución mantenida de la producción de estrógenos (responsables de la hidratación vaginal natural) al cesar la actividad del ovario. Todos los cambios en la actividad hormonal o de la flora, modifican la capacidad de lubricación de la vagina, igual que lo hacen algunos fármacos o enfermedades.

Pero también hay otras variables que pueden cambiar la capacidad de lubricación de la vagina y asociarse a la sequedad:

- Tras el parto.

- Tras la regla.

- Cambios en la flora vaginal, con un descenso de las bacterias saludables y aumento del pH.

- Vaginitis frecuentes como los hongos o la vaginosis bacteriana, entre otros.

- Algunos anticonceptivos hormonales combinados.

- Los corticoides.

- Algunos antidepresivos.

- Todos los fármacos que combaten el cáncer.

- Enfermedades autoinmunes que afectan a piel y mucosas.

- Trastornos tiroideos.

¿Cómo debo usar un hidratante vaginal?

Disponemos de una gran variedad de hidratantes vaginales para cada caso concreto (la necesidad, el color, la textura, incluso el olor influyen en la decisión).

Sobre la frecuencia en que debe usarse un hidratante vaginal y cómo aplicarlo, depende de cada caso, aunque lo idóneo es empezar con un uso diario hasta notar mejoría. Posteriormente, se puede aplicar días alternos. Al ser productos no medicmaentos, se pueden usar tanto como se necesiten.

Concretamente, la aplicación en la vulva es directa, con los dedos, ya que de esta manera se es más consciente del lugar de aplicación. No obstante, algunos productos contienen jeringas para su aplicación, dependiendo de la finalidad.

No hay un protocolo de tratamiento exacto. Lo normal es notar mejoría entre 10 días de uso mínimo y entre 4- 8 semanas, porque la mucosa necesita un tiempo para su regeneración.

¿Qué diferencia hay entre hidratantes y lubricantes vaginales?

La diferencia entre ellos radica en que el lubricante se utiliza esporádicamente, solo durante las relaciones sexuales. No es para uso habitual y por lo general está compuesto de agua, glicerol y humectante natural. En el caso del hidratante vaginal mantiene la humedad de forma continuada, siendo su composición lo más natural posible, hipoalergénico, respetando el pH natural de la vagina y con propiedades antibacterianas.

Cuando son a base de ácido hialurónico incluso pueden mejorar la elasticidad y la flexibilidad a través de la hidratación del tejido, sobre todo en las mujeres que se encuentran en el período de la menopausia y postmenopausia.

¿Existen hidratantes o lubricantes específicos para la menopausia?

Sí, además en diferentes formatos: lociones, óvulos, geles... Pregúntanos, estaremos encantados de asesorarte.

Product added to wishlist