Portada » Protectores solares minerales, ¿qué son y en qué se diferencian de los químicos?

Protectores solares minerales, ¿qué son y en qué se diferencian de los químicos?

proteccion solar mineral

Los protectores solares son productos indispensables en cualquier rutina de cuidado de la piel, ya que su principal función es la protección celular frente a la radiación ultravioleta. Esta radiación es capaz de generar radicales libres en las capas más externas de la piel que, mediante una cascada de reacciones químicas, producen una alteración de las estructuras de soporte (colágeno, elastina, fibrina, etcétera) lo que se traduce en un aumento de las líneas de expresión, arrugas, manchas, quemaduras o alteraciones en el ADN de las células epiteliales.

Existen dos tipos de radiación ultravioleta que llega a la piel, la radiación UVB y la radiación UVA. La UVB es responsable del eritema y la quemadura solar (‘’you will Burn’’) mientras que la UVA es responsable del envejecimiento de la piel y de la hiperpigmentación (‘’you will Age’’). Los mecanismos de defensa naturales de la piel frente a estos tipos de radiación solar no son suficientes para evitar estos daños, por lo que es fundamental el uso de protectores solares.

Durante los últimos años se ha producido una gran innovación en la formulación de los protectores solares con el empleo de nuevos filtros tanto físicos como químicos, filtros contra la radiación visible, moléculas antioxidantes que actúan en sinergia con los filtros, fotoprotección oral o incluso reparadores del ADN mitocondrial.  Las nuevas tendencias en el mercado de protección solar se enfocan al uso de filtros físicos o minerales, ya que son protectores solares aptos para todo tipo de pieles debido a que son incapaces de penetrar en la piel minimizando el riesgo de alergias. Pero, ¿son tan efectivos como los químicos? ¿Protegen frente a todas las radiaciones? ¿Se pueden combinar con cualquier producto de nuestra rutina de cuidado? En las siguientes líneas intentaré resolver todas tus dudas sobre protección solar mineral.

Diferencias entre la protección solar mineral y la química

El punto fundamental para comprender cómo funciona un filtro solar mineral es saber en qué se diferencia de un filtro solar químico, ya que son los dos grandes grupos en los que se clasifican hoy en día los protectores solares. Un filtro solar químico u orgánico es aquel que penetra en la piel y es capaz de absorber la energía de la radiación solar y disiparla en forma de radiación no agresiva. Su ventaja radica en su propiedad organoléptica, aunque puede ser potencialmente irritante para determinados tipos de piel y patologías cutáneas. Los filtros químicos son muy variados, como el Octocrylene, el Ethylexyl Triazone o el Drometrisole Trisiloxane, entre otros.

Un filtro solar mineral, físico o inorgánico es aquel que se queda en la superficie de la piel y tiene la capacidad de reflejar o dispersar la radiación solar ultravioleta, tanto UVB como UVA, como si fuera un espejo. Su principal ventaja es que, al no penetrar en la piel, es prácticamente nulo el riesgo de producir irritaciones o alergias, por lo que es muy útil en aquellas pieles intolerantes o con patología. Su inconveniente es su capacidad organoléptica, ya que son filtros que pueden dejar un rastro blanquecino al aplicarlos, aunque las últimas innovaciones en el campo de los filtros minerales permiten el uso de partículas muy pequeñas, del orden de 50 micras o menos, para evitar ese efecto blanquecino manteniendo intacta su eficacia en la protección frente a la radiación. Los filtros minerales más usados son el dióxido de titanio (nano), la mica y el óxido de zinc (nano).

La principal ventaja del filtro solar mineral es que, al no penetrar en la piel, es prácticamente nulo el riesgo de producir irritaciones o alergias

El dióxido de titanio es un mineral blanco, opaco, con un índice de refracción altísimo, reflejando la radiación de forma muy efectiva. Químicamente es un mineral muy estable y su uso está muy establecido en la industria farmacéutica. No sólo se utiliza como potente filtro solar, podemos encontrarlo en combinación con otros colores en la fabricación de productos de maquillaje o como opacificante.

La mica está formada por un grupo de 40 minerales muy brillantes, por lo que se utilizan no sólo como filtro solar, también para proporcionar brillo y potenciar la luminosidad de la piel en sombras de ojos, coloretes e iluminadores.

El óxido de zinc es un mineral blanco con propiedades antiinflamatorias, calmantes o antisépticas. Forma una capa protectora sobre la superficie de la piel proporcionando un efecto cubriente y protegiéndola de agentes externos. A parte de su uso como filtro solar, se utiliza como pigmento y colorante, incluyéndose en preparaciones para la zona del pañal, maquillajes o polvos compactos y protectores solares.

En definitiva, los protectores solares minerales son una buena elección para todo tipo de pieles, sobre todo las más delicadas y aquellas con patología. Son muy utilizados en la protección de tatuajes o zonas específicas de la piel. Se pueden combinar con cualquier tratamiento cosmético, siempre como último paso. ¿Mi favorito? El Mineral Tolerance Fluid de Heliocare, con FPS50+, ya que su textura es genial pese a tratarse de un filtro mineral y está acompañado de la tecnología Fernblock+ que es un extracto de Polypodium Leucotomos, con acción protectora, antioxidante y reparadora del ADN.

Y tu, ¿cuál es tu protector solar mineral favorito?

Escrito por
Antonio Lopez, Farmacéutico

Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada y máster en Cosmética y Dermofarmacia. Pienso que cuidarte la piel es cuidarte a ti mismo. Me divierte aprender sobre el mundo beauty y plasmarlo en líneas. Si mejoras tus conocimientos sobre cosmética, esto ya habrá valido la pena.

Ver todos los artículos
Deja una respuesta

Instagram has returned empty data. Please authorize your Instagram account in the plugin settings .
Escrito por Antonio Lopez, Farmacéutico