Seleccione un buscador

Colchones y Cuidados Antiescaras

Las escaras (también llamadas llagas, úlceras de decúbito o úlceras por presión), son las lesiones de la piel y el tejido subcutáneo causadas por una presión constante y excesiva, como por ejemplo el permanecer en una misma posición en la cama durante un tiempo prolongado.

La presión continuada del hueso contra el colchón u otro soporte provoca que los vasos sanguíneos que riegan la piel y los tejidos de debajo de la misma queden oprimidos. Dado que la zona se queda desnutrida y debilitada, la piel se vuelve fina y seca, perdiendo su elasticidad lo que la hace más proclive a desgarros o roturas.

Existen distintos tipos de escaras dependiendo de la gravedad. La forma más leve se manifiesta únicamente como enrojecimiento de la piel, pero si estas lesiones no son tratadas adecuadamente en ese momento pueden llegar a lesionar el músculo y provocar una herida que llegue hasta el hueso.

Dado que la prevención es la mejor herramienta para evitar y tratar estas lesiones, es de vital importancia utilizar los productos ortopédicos adecuados para redistribuir la presión entre toda la superficie de contacto.

Encuentra en Farmagranada el colchón antiescaras y los cuidados de ortopedia online que necesitas. Contacta con nosotros para saber cómo utilizar un colchón antiescaras y cuánto cuesta el colchón antiescaras que mejor se adapta a tus necesidades.

  Filtrar Productos
Marca
Formato
Packs
Mostrando 1-24 de 92 artículo(s)

Resuelve tus dudas

¿Qué es un colchón antiescaras?

Un colchón antiescaras es un producto ortopédico específicamente diseñado para evitar la aparición de llagas o úlceras en la piel causadas debido a  la retención del sudor por obstrucción de las glándulas sudoríparas. Su diseño permite repartir los puntos de presión para evitar zonas que, por la fisiología del cuerpo,  podrían desarrollar lesiones en la piel. 

¿Par qué usar un colchón antiescaras?

Los colchones antiescaras están recomendados en pacientes de avanzada edad que deben pasar mucho tiempo en cama, ya que son proclives a desarrollar lesiones en la piel. Por tanto, un colchón antiescaras, debido a su alta densidad, se adapta evitando puntos de presión y reduce la necesidad de cambiar de postura, favoreciendo un gran confort y minimizando el riesgo de padecer úlceras o llagas. Su uso continuado mejora la circulación sanguínea, previene problemas de espalda y calma dolores articulares.

Tipos de colchones antiescaras:

Colchón antiescaras de látex: Destacan por su gran elasticidad y firmeza, lo que confiere al paciente muy buena adaptabilidad y transpirabilidad.

Colchón antiescaras de poliuretano: Son más firmes, ofreciendo una mejor distribución de la presión. Son recomendados para aquellos pacientes con alto riesgo de desarrollar escaras o llagas.

Colchón antiescaras de aire: Son flexibles, de menor densidad y resistentes a la abrasión. Se utilizan encima del colchón habitual y previenen las lesiones en la piel de aquellas personas que pasan largos periodos en la cama.

Producto añadido a la lista de deseos